Imaginar tu primera entrevista podría provocarte miedo pero no debería… considéralo simplemente como una conversación con una persona desconocida que tiene ganas de conocerte. Lo más importante es estar preparad@ y descansad@, y sobretodo ser tu auténtic@ tu.

Actualmente hay poca cosa en Internet sobre este tema para jóvenes de vuestra edad pero aquí compartimos lo que hemos encontrado en Project Faro: