Los que más éxito tienen en la vida, sin duda, es la gente que reconoce cuáles son sus fortalezas y cuáles son sus áreas de mejora. Poder aceptar, tanto lo bueno como lo no tan bueno, de nosotros mismos es una habilidad que tenemos que desarrollar y cuanto más joven mejor.

Una de las herramientas que se puede utilizar para ayudarnos a reconocer las debilidades, fortalezas, amenazas y oportunidades, en una matriz cuadrada, en una situación determinada. Con la aplicación de esta técnica obtendremos información sobre los aspectos positivos y negativos para así aprovechar las potencialidades y reformular y trabajar los aspectos negativos.

Gracias por compartir esta herramienta Marta Barbé de “Mejora tu escuela pública”!

Ficha DAFO para poder realizar la actividad.